24/7 Support number 1-555-555-555

Bodrum

Bodrum fue uno de los primeros lugares en Turquía en abrazar el turismo y parte del crédito puede ir a Cevat Sakir, conocido bajo el seudónimo de “El Pescador de Halicarnaso”, quien fue el inventor de los cruceros “Blue Voyage”.

Explorando la zona, Sakir echó las raíces para el comienzo de la Riviera turca. Exiliado a Bodrum en 1925 y se enamoró de esta parte de Turquía. Contrató a pescadores locales para que lo llevaran a explorar mientras documentaba sus aventuras.

A raíz de esos viajes, se publicaron numerosas guías que presentaban descripciones románticas del viaje. Desde entonces, Bodrum pasó de ser un pueblo de pescadores a un destino de vacaciones.

1. Centro de la cuidad y el Castillo de San Pedro

El centro de la ciudad de Bodrum tiene todas las instalaciones y comodidades que puedas imaginar. Todo está a la vuelta de la esquina. Desde excelentes restaurantes hasta tiendas locales, es un lugar muy divertido para visitar.

Una de las principales atracciones son el Castillo de San Pedro, construido a principios del siglo XV por los Caballeros Hospitalarios. Tras el ataque de 1522 por Solimán el Magnífico, el castillo se reparó con materiales provenientes del Mausoleo de Halicarnaso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde las torres es posible ver toda la ciudad, así como algunas de las bahías vecinas.

Parte del castillo alberga el Museo Subacuático de Arqueología, que exhibe naufragios descubiertos y sus artefactos, incluido el famoso de Uluburun que data de la Edad de Bronce. Descubierto a 10 kilómetros de la costa de Kas, se necesitaron más de 22,000 inmersiones para llevarlo pieza a pieza a la superficie.

2. Mausoleo de Helicarnaso

La magnífica tumba que definió por primera vez el término “mausoleo” fue construida en Halicarnaso para Mausolo (m. 353 a. C.).  Este monumento de increíble grandeza fue encargado por su esposa y hermana, Artemisia II de Caria, a los arquitectos griegos Sátiro de Paros y Piteo.

El mausoleo soportó las invasiones y la destrucción de la ciudad por Alejandro Magno, los bárbaros y los árabes, pero, finalmente, fue devastada por un terremoto en el año 1404 y fue la última de las siete maravillas en ruinas del mundo antiguo en ser destruida.

Muchas de las esculturas más preciadas terminaron en el Museo Británico, pero los relieves, las columnas estriadas y una escalera que se conservan nos dan una idea de lo suntuoso que fue.

3. Gümüşlük

Es una bahía única con vistas al mar Egeo, se ha convertido recientemente en uno de los destinos más vibrantes de Bodrum. Con su ambiente natural, Gümüşlük es el lugar perfecto para nadar, tomar el sol, practicar deportes acuáticos y cenar.

Al llegar allí, este acogedor pueblo le da una cálida bienvenida con su mercado de agricultores. Puede comprar cerámica artesanal, joyas artesanales y muchos más recuerdos. Los molinos de viento, viejas casas blancas en el antiguo pueblo de Karakaya completan la pintoresca vista de la bahía.

Este pequeño pueblo pesquero tiene una cultura rica y colorida y cuenta con algunos de los mejores restaurantes de pescado de la región. Gümüşlük también es famoso por tener las puestas de sol más hermosas de toda la península. Imprescindible sentarse en las mesas ubicadas en la orilla del mar, con los pies en el agua mientras disfruta de los deliciosos pescados y mariscos que se sirven durante la puesta de sol.

4. Yalikavak

Un pequeño pueblo que cuenta con una playa de arena, puestas de sol espectaculares, un moderno puerto deportivo y uno de los mejores mercados semanales. La parte del casco antiguo y restaurantes frente al puerto que sirven deliciosos pescados y mariscos.

El gran molino de viento de piedra en el frente del puerto es el punto de referencia local y posiblemente, gracias a las vibraciones relajadas, Yalikavak también es un lugar popular para los residentes expatriados.

5. Alojamiento: Amanyura

Amanruya tiene vistas al mar Egeo en un valle tranquilo en la península de Bodrum en Turquía. Rodeado por una reserva forestal, el complejo disfruta de un frente al mar de casi un kilómetro y ofrece un club de playa sereno.

Inspirado en la arquitectura tradicional de la zona, el complejo presenta 35 villas independientes, cada uno con su propio jardín y piscina privadas.

Situado cerca de ciudades antiguas como Didyma y Éfeso, Amanruya es una base ideal para explorar los tesoros históricos de la región.

#Bodrum #Mediterraneo #Turquia #tranquilidad #naturaleza #airepuro #inspiración #riviera

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!